• panoramica-home
  • portada-fachada
  • portada-steelframing
  • portada-elizalde

AUTOPERFORANTES Y FIJACIONES PARA TECHOS Y CUBIERTAS

Al armar techos fijando chapas sobre estructura metálica, la tornillería autoperforante ha reemplazado a los “ganchos tipo J” y, sobre tirantes de madera, a los clavos cabeza de plomo. Estos tornillos reducen notablemente los tiempos de montaje y aseguran una mayor resistencia mecánica respecto a los antiguos métodos de fijación.
Se fabrican bajo proceso de cementado, templado y revenido, y su tratamiento anticorrosivo es por medio de zincado electrolítico. La calidad está certificada por normas ISO.
En esta nota, pretendemos desarrollar las pautas generales para la aplicación de tornillería, detallando su especificidad según su uso.

(Por Fernando Carli, de Autoperforantes TEL)

  • Autoperforantes hexagonales con rosca para metal

Tipo 1: Diseñados con cabeza hexagonal con pequeña arandela estampada, se utilizan con arandela vulcanizada (metal de una cara, epdm de la otra).  El inconveniente que se presenta al usarlos es que la fricción existente entre la parte superior de la arandela vulcanizada y la parte inferior de la cabeza del tornillo podría afectar el galvánico de la pieza, dando lugar a la corrosión.

Tipo 2: Por la razón mencionada, son los más recomendados. Estos tornillos se fabrican con cabeza hexagonal, con arandela bombé estampada. Esta cabeza arandelada no tiene contacto con la cubierta metálica, y por ende no presenta fricción. Se utiliza con arandela selladora, de PVC (policloruro vinílico); la cual se expande diametralmente en forma pareja a la cabeza, sin presentar desbande lateral, y evitando toda posibilidad de filtración en el sitio de la fijación. 
Algunas características técnicas sobresalientes de la arandela de PVC son su alta resistencia a las exigencias climáticas extremas, a la carga eléctrica y al agua. 
Su durabilidad mínima estimada es de 25 a 40 años. Recién al ser sometida a más de 140ºC se ve afectada su composición química. Su flexibilidad hace que soporte el impacto durante el montaje.

Arandela de PVC

• PVC (Policloruro vinílico)
• Alta resistencia a las exigencias climáticas extremas, a la carga eléctrica y al agua.
• Durabilidad mínima estimada de 25 a 40 años.
• Sometida a más de 140ºC se ve afectada su composición química.
• Su flexibilidad hace que soporte el impacto durante el montaje.

Autoperforantes hexagonales con rosca para madera

Los tornillos para madera se fabrican en dos diseños diferenciados: Hexagonales con punta mecha, especiales para fijar maderas duras y semiduras, y Hexagonales con punta aguja, ideales para maderas de uso corriente, como el pino, por ejemplo. La rosca adoptada en estas piezas es de paso grueso, es decir con sus filetes mucho más separados entre sí que en la rosca para metal, anulando así cualquier acción al desgarramiento de las maderas.

Pautas generales para fijaciones en cubiertas

Para fijar chapas sinusoidales o trapezoidales a perfil “C”, los tornillos pueden colocarse en la onda baja (valle) o en la onda alta (cresta), a razón de 4 a 6 piezas por metro cuadrado. El profesional constructor decidirá dónde colocarlos. Colocado en el valle, el tornillo colabora con la estructura, no sólo fijando la cubierta sino además rigidizándola, evitando el pandeo de la correa, formando un diafragma, una carrocería compacta que aumenta la resistencia mecánica del conjunto. 
Colocado en la cresta, si el instalador es inexperto, o no cuenta con las herramientas adecuadas, el riesgo de filtraciones será menor en caso de no respetar exactamente el torque. En ningún caso será necesario el uso adicional de siliconas o selladores.
Además de fijarlas a las correas, las chapas se “cosen” en los solapes, transformando el revestimiento en un diafragma estructural rígido en su plano, logrando así un efecto estabilizador, una cubierta resistente a la amenaza de fuertes vientos.

La herramienta de instalación es un atornillador eléctrico o a batería; la cual debe tener control de torque: diferentes posiciones regulables a fin de evitar el desgarro de la rosca en el perfil, la rotura de la arandela de impermeabilización o la rotura de la cabeza del tornillo en perfiles de grueso calibre. 
Tiene que tener velocidad variable en el gatillo y alrededor de 1000 a 2500 r.p.m.  Además debe ser una herramienta robusta recomendada para dicho trabajo, mayor a 500 watts. Como auxilio se utiliza el inserto o bocallave: una pieza de acero que cuenta con un vástago hexagonal que se coloca en el porta-herramienta del atornillador y que en el lado opuesto tendrá la boquilla tubo magnético del hexágono seleccionado según el tornillo a utilizar (para tornillos nº 8 boquilla  ¼, para tornillos Nº 10 y 12 boquilla  5/16 y para tornillos Nº 14 boquilla 3/8).
A  fin de optimizar la instalación es necesario regular el torque de la máquina en los primeros tornillos, verificando con un torquímetro que los mismos se ajusten a los valores de la tabla técnica provista por el fabricante. Esto evitará roturas de arandelas, de tornillos, agrandamiento de agujeros, deformaciones en chapas y perfiles, filtraciones en cubiertas, prematuro desgaste de insertos, atrasos y deficiencia en la instalación.

Capacitación

Steel Framing

Especialistas

Nuestro Blog de obras